CONTEXTOS DE WITTGENSTEIN

Ludwig Wittgenstein
 Wittgenstein (1889-1951), autor influyente en el Círculo de Viena, en el desarrollo de la lógica formal, y en la teoría pragmática del significado, nació en Viena, estudió ingeniería aeronáutica y filosofía, y fue profesor  en escuelas de localidades de su país y hasta jardinero en un convento tras renunciar a su fortuna familiar, todo ello por su carácter místico y altruista, una constante en toda su vida. Esto no significa que Wittgenstein fuera un individuo anónimo ya que fue  profesor y catedrático en Cambridge, a lo cual renunció por las mismas razones de independencia económica y necesidad de introspección y soledad.
Wittgenstein vive por tanto en la primera mitad del siglo XX, una época marcada por las 2 grandes guerras mundiales (en las que participa, en la primera como artillero y en la segunda como ayudante de enfermería ), suscitadas por el auge de los nacionalismos y los fascismos. Además, asiste a la Viena de fin de siglo, el movimiento cultural más importante del siglo XX, el modernismo ( que en Viena tiene como protagonistas a Klimt y Egon Shiele ) que inundará a toda Europa. El primer autor va a representar una parte del alma humana en los comienzos del siglo XX, el arte burgués huyendo de la realidad dura que presentan las crisis y las guerras, el segundo va a mostrar en toda su crudeza toda la tragedia humana hermanándose con el expresionismo alemá.
En esta época destaca el papel predominante del lenguaje en la filosofía. Un grupo de filósofos, al que por sus características comunes se denomina “movimiento analítico”, intenta dar un nuevo enfoque lingüístico a la filosofía, que consiste en tratar los problemas filosóficos partiendo de las formas lingüísticas en las que se expresan. 

Bertrand Russell
 Creen que el fallo de la filosofía ha radicado siempre en la tendencia de los filósofos a extraer conclusiones sobre el mundo partiendo del lenguaje, cuyo uso podría ser la causa de los problemas filosóficos. Creen por tanto que es necesario realizar un análisis del lenguaje para solucionar estos problemas, y que la filosofía debe ser la encargada de ello. Además, a todos ellos les une una actitud empirista.
Este movimiento analítico puede dividirse en 2 etapas. La primera la formaron Moore, Frege, Russell y Wittgenstein, donde el papel de Frege sería lo más importante a resaltar a partir de la distinción entre sentido y referencia, y la segunda se dividió en 2 tendencias: el Positivismo lógico (Russell y 1º Wittgenstein), según el cual el lenguaje sólo sirve para describir la realidad, y la Filosofía analítica (Moore y 2º Wittgenstein), cuyos autores prefieren analizar los usos del lenguaje sin juzgarlos.
A partir de la primera obra importante de Wittgenstein, el "Tractatus logico-philosophicus", se crea un movimiento llamado el Circulo de Viena. Posteriormente Wittgenstein modifica sus ideas filosóficas dando lugar a su segunda gran obra, las "Investigaciones filosóficas".
Desde la filosofía de Wittgenstein  el análisis del lenguaje y la necesidad de establecer un vínculo constante entre el pensamiento y los hechos han sido una constante en la filosofía posterior de corte anglosajón

No hay comentarios: