RECORDANDO A UMBERTO ECO



El escritor, filósofo y semiólogo italiano Umberto Eco, ha fallecido a los 84 años, dejó un buen puñado de frases célebres sobre el mundo que le tocó vivir. Esta es una pequeña muestra.
Sobre las redes sociales
“El fenómeno de Twitter es por una parte positivo, pensemos en China o en Erdogan. Hay quien llega a sostener que Auschwitz no habría sido posible con Internet, porque la noticia se habría difundido viralmente. Pero por otra parte da derecho de palabra a legiones de imbéciles”.


Sobre la corrupción
"Hoy, cuando afloran los nombres de corruptos o defraudadores y se sabe más, a la gente no le importa nada y solo van a la cárcel los ladrones de pollos albaneses".
Sobre Dios
"Cuando los hombres dejan de creer en Dios, no quiere decir que creen en nada: creen en todo".
Sobre su día a día
"Para sobrevivir, tengo que contar historias".
Sobre los libros
"Los libros no están hechos para que uno crea en ellos, sino para ser sometidos a investigación. Cuando consideramos un libro, no debemos preguntarnos qué dice, sino qué significa".
Sobre el periodismo
"No son las noticias las que hacen el periódico, sino el periódico el que hace las noticias, y saber juntar cuatro noticias distintas significa proponerle al lector una quinta".
Sobre el amor
"El amor es más sabio que la sabiduría".
Sobre la vida
"¿Qué es la vida sino la sombra de un sueño fugaz?"
Sobre los villanos

"Los monstruos existen porque son parte de un plan divino y en las horribles características de esos monstruos se revela el poder del creador".

El País.

1 comentario:

Diego Benito dijo...

Hola,
En primer lugar decir que conozco muy poco la obra de Umberto Eco, pero admiro a cualquier persona que trata de comprender y describir el entorno que le rodea.
Probablemente algunos crean que éstos momentos recientes a su muerte, deban ser guardados para el homenaje, pero yo creo que cualquiera que desea un bien global prefiere que lo que se siga haciendo sea la crítica, la constructiva me refiero: en esa que participamos desinteresadamente tratando de contribuir a enriquecer este "eterno debate" sobre la comprensión del entorno que tanto nos apasiona.

Considero pues, que como en muchas otras ocasiones, las frases o "citas célebres" pueden llegar a servir de referente para afianzar impresiones, así como para construir otras nuevas. Pero creo que hemos llegado a un punto en el que suscitan tal interés, que a veces se promueven "citas célebres" que lejos de ayudar, contribuyen al kaos y la confusión: generalmente debido a su brevedad y a las múltiples interpretaciones que se puede hacer de éstas.
En el caso que nos ocupa, a mi entender algunos ejemplos de gravedad serían:

" El amor es más sabio que la sabiduría..."

"Cuando los hombres dejan de creer en Dios, no quiere decir que creen en nada: creen en todo..."

¿Qué es la vida sino la sombra de un sueño fugaz?

No me atrevo a comenzar el argumento de mi crítica sin saber si va a ser desproporcionado en extensión para ser un simple comentario de una publicación, así que esperaré vuestra respuesta y os animo a participar en un debate sobre algunas de éstas frases de Umberto Eco.

A menudo éste tipo de frases suelen ser sacadas de contexto por periodistas. Y otras simplemente son fruto de una necesidad del autor de tratar de hacer literatura, usando juegos de palabras y conceptos. En cuyo caso es natural comprender las situaciones, pero a menudo parece necesario lanzarse a "ponerles freno". Sobre todo cuando se ven propagarse como la espuma por las redes sociales.

Admiro vuestro propósito y os sigo siempre que puedo así que estaré atento a vuestra respuesta.

Un cordial saludo