LA FILOSOFÍA FRENTE Y JUNTO A LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA



Desgraciadamente es así. Europa ha denostado a la filosofía y a las humanidades porque no sirven para la economía de mercado, ni para encontrar trabajo. Además la filosofía es más que molesta, dañina, para llevar a cabo el control social y político de la población. En España se ha eliminado a la filosofía del plan de estudios de los alumnos de ciencias. Compite con otras asignaturas donde los aprobados son fáciles de conseguir, lo cual empuja a la inmensa mayoría de los alumnos a escogerlas para trabajar menos, debido a que, y gracias al sistema anti-humanidades que ya está dando sus frutos, los alumnos valoran asignaturas como Matemáticas o Economía, que les van a permitir conseguir notas para entrar en la Universidad.
Aquí dejo un artículo interesante para leer. No es por afán de reivindicación de la filosofía dado que creo que se pongan como se pongan siempre habrá filosofía, aunque algunas veces hay que recordarlo.

CITA DEL ARTÍCULO:

En un texto que he enlazado un poco más arriba, Subrena E. Smithes decía que la filosofía se encarga de "cuestiones que no pueden resolverse solo con los hechos". Es una definición sencilla, pero nos puede servir para entender qué es eso de la filosofía. Imaginemos por un momento que la realidad fuera un enorme puzle que tenemos (que queremos) completar.

La ciencia y la tecnología son actividades dedicadas a encontrar piezas individuales y a unirlas formando pequeños grupos. La filosofía, en cambio, se encargada de buscar métodos sistemáticos para entender el dibujo general y así ayudar a unificar el trabajo de las ciencias, primero, y ayudarlas a ir más allá de sus pequeños ámbitos después. En ese sentido, va más allá de los hechos (más allá de las piezas que tenemos identificadas).

A lo largo de la Historia de la humanidad no sólo ha descubierto muchas piezas sobre el mundo y sobre nosotros, sino que ha desarrollado formas muy potentes de ir más allá. Es importante incidir en esto: La ciencia es el estándar más alto de conocimiento del que disponemos, pero, desgraciadamente, se limita a determinados contextos (más concretos de los que solemos creer). Es decir, tenemos conocimiento científico fiable de una parte muy pequeña de la realidad que nos rodea. Esos "hechos" siempre cambiantes de los que hablaba Smithes.

El problema es que la existencia humana rebasa (y mucho) esos ámbitos que ya hemos conseguido estudiar científicamente. La filosofía se enfrenta a esos problemas que no pueden resolverse (solo) recurriendo a la ciencia y lo hace desde un punto de vista sistemático, técnico y sorprendentemente preciso. Zamora Bonilla dice que "aquella actividad que consiste en razonar con el objetivo primario de comprobar si nuestras redes de conceptos son lo bastante fiables es a lo que llamamos filosofía".

CLICK PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO

No hay comentarios: